Este es un fic que intenta relatar las historias que debieron suceder despues del libro "Amanecer" de Stephenie Meyer.
Primero es el libro de Jacob, luego el de Bella y despues el de Renesmee que aun no comienzo.
Bienvenido, y espero te guste el blog :)

Rowling o Meyer? cap.14

Intro: Como les prometi aqui va el segundo capitulo de hoy, no pude publicar actualizaciones en este fin de semana porque estuve bloqueada... no supe como continuar la historia, pero espero que en estos dias todo vuelva a su cauce y pueda seguir con el libro de Jake, del que ya solamente queda poco.
A ver... por fin acaba la mudanza, una amiga que lee el fic desde otra pagina capto inmediatamente la indirecta de Leah con lo del peptobismol.... a ver si ustedes la sacan :)
En cuanto a sacar a Charlie de la casa fue mas que todo para que no pueda ver todo lo que pueden hacer  entre los vampiros y los lobos... esta cercania me encanta, que puedan convivir sin peleas ni guerras... pero al parecer todo no quedara asi...
En la ultima parte, especifico el interior de la casa de Patrice y Dominic. Como les comente anteriormente,  mis personajes son supuestamente nietos de Fleur Delacour y Billy Weasley (Victorie Weasley : madre de Patrice) y Ted Lupin y Ninphadora Tonks (Teddy Lupin: padre de Patrice) el apellido lo cambie para no causar metidas de pata entre autores, el "Lepore" es un apellido francés, de un amigo muy querido que ahorita vive en Londres.... pero si es totalmente la influencia de los libros de JK Rowling en el que me basé para hacer estos dos personajes y sus historias particulares.
Otra amiga me dijo algo sobre que el fantasma de Cedric Diggory se apodere del cuerpo de Edward y nos ahorramos un personaje... que gracioso no?... no lo creo... Cedric y Edward son muy distintos.

Bueno, espero les guste este capitulo, el jueves actualizo con mi capitulo tabú, la primera vez de Jacob... no se como me salio, esperemos al jueves para ver que dicen ustedes.


Una ventaja

La mudanza se hizo rápidamente.

A Bella se le ocurrió la genial idea de invitar a comer a su casa a Charlie, pues Esme supuestamente se había esmerado en preparar una comida digna de un rey, bueno, la verdad había sido que mandó a traer comida italiana de Port Ángeles, y sabía que su padre no se negaría.

Luego que Sue se disculpó de no ir a la Casa Cullen, poniendo como excusa de que alguien debía quedarse en casa para disponer las nuevas ubicaciones dentro, Emmett, Edward y yo bajamos rápidamente los muebles y enseres de las dos camionetas, pobres conductores, ya no se sorprendían de la fuerza que mostrábamos.

Se respiraba un ambiente tranquilo en la casa de Charlie y Sue. Nos dividimos en equipos. Edward, Seth y Alice se encargaban de las habitaciones, Emmett, Jasper y Rosalie de los exteriores, mientras que Sue, Carlisle, Patrice y yo nos encargábamos del resto.

-Me alegro por ustedes chicos-nos dijo dulcemente Sue mientras Patrice y yo manteníamos en alto los estantes cafés de la cocina mientras que Carlisle taladraba y colocaba los pernos para sujetarlos- Jake es un gran chico Patrice, es lo mejorcito que tenemos en la Reserva-luego sonrió y agregó- si te llegas a casar con él, te sacarías la lotería, no es así Dr. Cullen?

No me sorprendió que Sue tratara con tanta amabilidad al Doctor, y es que era bien difícil que no le cayera bien a alguien, destilaba tranquilidad y amabilidad por doquier, hasta yo le tenía cierta estima, pero llegar a ese punto de pedirle una opinión sobre mí, no lo podía creer.

-Exactamente Sue, Jacob es un hombre dedicado a lo que se propone, muy fuerte y valiente, siempre lucha por lo que quiere.-nos miró a ambos, sonrió amablemente y acotó- e imagino que si te ha escogido es porque eres igual o mejor que él, de eso no tengo duda “Pakcriss”.

Sonriendo para mí mismo, sorprendido por oír que la gente hable bien de mi cuando el que siempre se ganaba un “bien Jake!” era yo, le eche una ojeada con el rabillo del ojo a Pat, quien tenía los ojos azules serios sobre mí. Cayó suavemente sobre sus pies, se removió la melena plateada y se dirigió a ellos.

-Gracias por sus recomendaciones, los anexaré a la hoja de vida que me entregó Billy cuando lo conocí – todos sonreímos- pero por favor de matrimonio no hablemos, ni siquiera acabamos la escuela y la verdad tengo otros planes antes de dar ese paso tan importante.

La verdad es que me sorprendí de su respuesta, qué chica no querría casarse? Bueno, es que tampoco no quiere decir que yo quiera… o sí? No lo sé, es muy pronto, además tiene razón hay tantas cosas que hacer aún. Mis perspectivas en la vida habían crecido desde que la conocí, ser alguien mejor, intentar conseguir logros académicos, era también parte del plan, así que atiné a abrazarla, y hacer mías sus palabras.
No era de sorprender que todo el ajetreo acabara rápidamente.

Pasadas las tres de la tarde, Sue nos pidió quedarnos para la cena, pero Pat con toda la amabilidad que pudo la tomó por el hombro y le dijo:

-Mi estimada Señora, lo siento no podremos quedarnos a cenar –luego me lanzó una mirada pícara y continuó- hoy guisaré para Jake, creo que ya es tiempo de que pruebe un poco de comida inglesa, para ver si le gusta o no.

-Llévate un poco de peptobismol Jake! –Una Leah curiosamente risueña me lanzó esa frase.

La fulminé con la mirada, pero menos mal que Patrice no se molestó, también se unió a las risas y comenzó a despedirse. Cuando ya estaba en la puerta, una voz familiar me llamó la atención desde la entrada.
-Si no quieres ir para la Casa no te preocupes Jake, lo entiendo. Encuentra la forma de escaparte un día de éstos, para dar una vuelta, para conversar un rato.

Reconocí su tono de voz, era el que yo usaba cuando quería hablar con ella, me sorprendí al ver que el tiempo podría pasar y no lo olvidaba.

-Te prometo que en estos días te estoy llamando – la abracé fuertemente-yo también quiero hablar contigo, ya encontraremos la forma.

Patrice llamó mi atención con un aclare de garganta desde la puerta.

-Fue todo un placer Señora Cullen, su familia es un encanto, Jake tenía razón –me tomó de la mano fuertemente y agregó- tenemos que repetirlo en algún momento…

-Pf…!! –Hizo un gesto con su boca- eso de Señora Cullen aún no me convence, dime Bella, y claro, ya podemos conversar con tranquilidad un día de estos.

-Bien, Bella –sonrió- te invitaría a tomar el té en mi casa, pero… no sé si sea conveniente, imagino que no tomas té –volvió a sonreír- pero ya estaremos en contacto, gracias.

                                                     -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
-Guao!... guao….

No me quedaba otra cosa que decir al mirar a un lado y al otro, la pequeña casa de tejas desgastadas que era por fuera, no era nada comparado con lo que era por dentro.

Tenía un par de espejos de marco dorado, tan grandes que casi cubrían dos paredes de su pequeña sala. Un juego de sillas de patas doradas y cómodos asientos acolchonados, el piso de porcelanato brillante eternamente y en el fondo, un par de fotografías grandes que pensé me miraban cuando apenas entré.

Me acerqué con cuidado a aquellos cuadros, mientras Patrice se arremolinaba a la cocina.

Las personas en las fotos… se movían.

En una estaba un joven de aspecto tranquilo, de cabellos cortos, hubiera jurado que tenía el cabello turquesa cuando lo vi, y al momento lo tenía verde, en sus brazos llevaba a una pequeña hermosa niña rubia que sonreía cada vez que su papá le pinchaba una mejilla. A su lado, sentada graciosamente estaba una muchacha de aspecto sofisticado de cabellos rubios rojizos, con pecas en las mejillas, pareciera que no notaba lo hermosa que era, pues reía sin disimulo, llevando en sus piernas a un pequeño niño robusto de cabellos rojos que se escondía tras el largo cabello de su mamá con aspecto teatral.

Sentimientos encontrados me sobrevinieron de pronto, emoción al conocer al fin a los padres de Pat y Dominic, ternura al ver la adoración que destilaban por sus ojos cuando veían a sus hijos, y tristeza al saber que yo no tenía ni una foto de mi madre ya fallecida.

En la otra foto había mucho más personas. Un hombre mayor de aspecto hidalgo, con marcas en la cara que no le impedían sonreír, de cabellos rojos despeinados mantenía abrazada por la cintura a una dama que a pesar de su edad conservaba muy bien la belleza de antaño, de cabellos rubios platinados que me hicieron recordar claramente a los de mi Pat, de grandes ojos celestes expresivos miraba con un cariño indescriptible a la joven que se encontraba sentada con una pequeña niña rubia en sus brazos. Del otro lado, en una amplio sillón, estaba una dama de avanzada edad, de cabellos negros, mirada dura pero sonrisa tierna, que tenía en sus brazos a un pequeño bebé pelirrojo dormido, a su lado mirando al bebé estaba el joven que supongo es el padre de Domi y Pat, y de pie, detrás de él se encontraba un hombre de mediana edad de cabellos revueltos y gafas redondas, sosteniendo de un fuerte abrazo a la que supongo es su esposa, una mujer de mirada tímida de cabellos también pelirrojos, deben ser los abuelos paternos de Patrice.

Todos se movían dentro de los cuadros mirando a un lado y al otro y luego sonriendo a lo que supongo era la cámara de fotos que había hecho estas dos maravillosas tomas.

Patrice me encontró ensimismado mirado los cuadros de su familia, me abrazó por detrás, me dio un beso en la nuca y me hizo despertar de mi ensueño.

-Estas… estas fotos se mueven!! Que impresionante… pero… como así?

-Sencillo, ya te lo había dicho una vez –sonrió, se colocó delante de mí y agregó- “magia”. Como te habrás dado cuenta, en un cuadro estamos mis padres Ted y Victorie, mi hermano y yo.

- No parecen tan estrictos como me comentaste –le dije al oído mientras le acariciaba el cabello.
-No lo son… mucho, sabes, a veces las cosas que hacen los padres por “nuestro bien”, aunque es difícil de entender ahora que somos hijos, sé que en algún momento, más adelante, mucho tiempo después quizá lo entienda. Sonrió.

-Bien, en éste otro cuadro están mis abuelos maternos,-señaló al hombre con marcas en la cara y a la dama de cabellos rubios, vio la pregunta en mis ojos y se adelantó a contestarla- Bill fue herido en batalla por un… esto… hombre lobo, pero eso no alteró mucho su genética salvo esas marcas que ya ni notamos. Fleur es la abuela de la que te conté, es hermosa verdad?

Solamente asentía mientras la escuchaba maravillado.

-Del otro lado esta mi bisabuela paterna –señaló a la ancianita que tenía en brazos a Dominic- mi bisabuelo murió en otra batalla- bajó la mirada y luego continuó- él es el padrino de mi papá, casi como su padre y su esposa Ginebra, quien es la hermana menor de mi abuelo materno, son casi como mis abuelos postizos… los de verdad –se entristeció nuevamente– murieron en otra batalla.

La abracé fuertemente intentando tranquilizarla, cuando de pronto escuché que la puerta principal se abría lentamente.

-Domi a donde te vas tan perfumado? –Aún tenía abrazada a Patrice, por eso me sorprendieron sus palabras, miré a un lado y al otro para localizar a Dominic, mientras deshacía mi abrazo.

¬-Lo... lo siento... no quise interrumpir – respondió a su hermana nervioso mientras se arreglaba la camisa.
Dominic se había arreglado los cabellos enredados, en un desorden mucho mas estilizado, tenía una camisa crema bien planchada y un sacón marrón que le quedaba algo grande, y era cierto, un perfume bastante fragante inundaba toda la estancia, pero sobre todo se le notaba frenético, impaciente mirando su reloj.
Patrice lo examinó de pies a cabeza con los brazos cruzados y seriamente le dijo:

-La pregunta no era que sentías, la pregunta era “dónde vas” hermanito.

-Es… el cumpleaños de una compañera de clases, y… bueno…

-Que recuerde no hablas con nadie, y no veo ningún regalo en tus manos… no me hagas sentir tonta Dominic, no por algo he nacido un año antes que tú.

-Lo tengo en mi bolsillo, por cierto… -dijo olisqueando el aire- tu lasaña se está quemando…
Patrice salió corriendo a la cocina y de lejos se escuchó el golpe de una puerta.

-Adiós chicos! Pórtense bien..!! No me esperen despiertoooos!!!

Fue rápidamente hacia la puerta pero Dominic ya no estaba a la vista. De pronto su expresión de furia se suavizó, se quedó mirando sus pies, juntó sus manos y me miró sonrojada.

-Parece que… nos quedamos solos

3 twifans comentaron:

traducciones nice dijo...

bueno , vale tendre paciencia , y de cuantos capitulos sera cada linro.
soy katy

arianne dijo...

olaaaa aiii jake c qeda con la loba o con nessie???

Anónimo dijo...

Olaaa, estan zpr lOs captulOs... crea mas xfavOr!!!!
y x ciertO te felicitO

Publicar un comentario

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j   :k   :l   :m   :n   :o   :p   :q   :r   :s   :t

Related Posts with Thumbnails

cuanto falta para Amanecer?


Leyendo...

Shelfari: Book reviews on your book blog
Historia, noticias y declaraciones con derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.
Subir a Inicio